domingo, 31 de enero de 2016

viaje y glóbulos rojos

la poesía alquiló un cuarto en su clavícula y,
desde entonces
vive de ocupa al fondo de su cabeza.

cuando quiere ver mundo,
viaja por la sangre
llegando a ese músculo
que bombea dolor.

allí, ve tanta tristeza junta
que se asusta como una niña pequeña
y solo encuentra la forma de salir
como tinta
quedando impresa
en un papel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario