domingo, 2 de octubre de 2016

raíces



tengo una flor por corazón
y vengo a decirte
que ha empezado a echar raíces en tu pecho.

solo te pido que la cuides,
ponle un poco de música 
y tratala con mucho amor.
te lo devolverá.

es una flor pequeña y un poco marchita,
más fea que bonita
y más triste de lo que parece.

se le han caído tantos pétalos que mírala,
está tiritando de frío.
desea que llegue el invierno
para desaparecer con los primeros copos de nieve y así,
deshojarse libre.

y sin darnos cuenta,
tu pecho se convirtió en primavera eterna
y mi flor, más marchita que nunca
empezó a revivir de nuevo.